Porsche Carrera 911 991. La saga continúa

por | Feb 24, 2015 | Drivers' Corner | 6 Comentarios

Evolución De Un Clásico

A sus 48 años el diseño del Porsche 911 es más juvenil que nunca: la generación de nuevo desarrollo del icono de los deportivos se presenta con una silueta plana y estilizada, contornos atractivos y detalles diseñados con precisión, sin embargo basta con echarle un vistazo para ver que sigue siendo inconfundiblemente un 911.

El exterior se ha desarrollado de nuevo por completo. No ha quedado ninguna línea ni ningún radio sin modificar. Lo que sí se ha conservado es la fascinación: como es costumbre en un Nueveonce, el inconfundible lenguaje de formas expresa fuerza y elegancia con sus músculos y curvas.

El punto de partida para el nuevo diseño del 911 han sido las proporciones modificadas de este deportivo. La batalla, 100 milímetros más larga, la vía delantera más ancha y la altura reducida han supuesto, junto con las ruedas de hasta 20 pulgadas, una excelente base de partida para un coupé nuevo con una presencia aún más atlética. A partir de esa base los diseñadores han desarrollado la nueva forma del Nueveonce con una óptima proporción entre altura y anchura. Sin modificar la anchura total se ha creado un deportivo con una mayor presencia sobre la calzada.

Desde cualquier perspectiva se unen elementos modernos de diseño con las características típicas de Porsche en un conjunto nuevo y desenfadado, pero al mismo tiempo conocido y familiar. Así, por ejemplo, los faros Bi-Xenón que se montan de serie tienen una nueva forma pero se inspiran en el diseño tradicional redondo de los faros del 911. Un perfil de luz en las aletas delanteras subraya su diseño más marcado y atlético. En cambio el capó delantero que se sitúa entre ellas, un poco más bajo, reproduce la típica topografía de Porsche, en la que las aletas siempre quedan algo más elevadas que el capó.

Siguiendo también la tradición, el nuevo 911 no lleva parrilla en el radiador, sino unas entradas de aire laterales: una característica más del deportivo de Porsche con motor trasero. Con su nuevo diseño y su mayor tamaño también subrayan su imagen dominante, deportiva y elegante y ponen de relieve el aumento de potencia de los nuevos modelos 911. Las luces del paragolpes se han desplazado completamente hacia fuera y se les ha dotado de un contorno reforzando así el potente efecto de anchura de la parte frontal de los Nueveonce. Este estrecho grupo óptico comprende la luz de conducción diurna, la luz de posición y los intermitentes en tecnología LED y le confieren a los nuevos modelos 911 de día y de noche una imagen dominante con un diseño ancho, deportivo y plano.

Los retrovisores exteriores de los nuevos modelos 911 Carrera tienen un diseño completamente nuevo y se ubican en un nuevo lugar. Ya no se montan en el triángulo portarretrovisor, sino en el antepecho del panel exterior de la puerta. Su forma es más plana, la carcasa inferior es de color negro y gracias a la fijación en el antepecho de la puerta se consiguen varios efectos al mismo tiempo: la nueva posición y la nueva forma continúan el trazado de la línea de la parte delantera del vehículo formando una unidad. Los retrovisores tienen un efecto más ligero, sin limitar la visión hacia atrás, y subrayan la anchura óptica y apariencia deportiva del vehículo. También se han reducido los ruidos provocados por el viento y la resistencia al aire y se ha logrado evitar la suciedad entre los retrovisores exteriores y los cristales laterales.

Vista lateral: líneas precisas con una dinámica tensa

Todas las líneas del diseño se extienden con una dinámica tensa desde delante hacia detrás. Transmiten fuerza, dinamismo y deportividad incluso con el vehículo parado. El contorno preciso de las aletas se extiende hasta el pilar A y desde allí a lo largo de toda la línea del techo hasta la trasera. El parabrisas más arqueado y estilizado también contribuye a la silueta estilizada y veloz. Un rasgo distintivo típico de los Nueveonce sigue siendo el característico diseño de los cristales laterales con la ventanilla lateral trasera triangular. Se conserva así la llamada Porsche Flyline, que es la línea del techo descendente hacia atrás y que desemboca sobre las ruedas traseras, subrayando así el lugar en el que un 911 transmite su fuerza a la calzada.

En su conjunto el nuevo 911 Carrera se presenta con un carácter más dinámico y más de coupé. La escultura y la dinámica se perciben ahora con mayor intensidad y transmiten la impresión de equilibrio armónico. Las formas de las aletas, claramente pronunciadas, y las puertas acentúan considerablemente los pasarruedas. Proporcionan una imagen deportiva del cuerpo del vehículo y forman el contraste lleno de efectos con las llantas de aleación de nuevo diseño y más grandes. La versión básica del 911 lleva de serie ruedas Carrera de 19 pulgadas, el modelo S viene equipado de serie con las ruedas Carrera S de 20 pulgadas con una pintura nueva y de gran calidad.

La zaga: su contorno refuerza el efecto de anchura

La síntesis del perfil más agudo y las características clásicas del 911 hallan en la zaga su colofón. Por primera vez un contorno que discurre encima de los estilizados grupos ópticos traseros nuevos a lo largo de toda la anchura del vehículo conforma la zaga que por sí misma genera ya un efecto de anchura. Se ve reforzada por los potentes hombros de las aletas traseras moldeadas. El Nueveonve se amolda más ancho que nunca a la carretera. De forma natural resulta una interacción armónica con los elementos clásicos del 911 como la cabina con su luneta que se estrecha hacia atrás.

El diseño de la zaga de los nuevos modelos 911 Carrera presenta un aspecto aún más deportivo y elegante. El nuevo spoiler trasero más ancho debajo de las entradas de aire del capó del motor acentúa la potencia aumentada de los nuevos modelos 911 Carrera. A diferencia que en los modelos anteriores ya no viene integrado en el capó del motor, sino que constituye un componente independiente con un diseño de ala. Gracias a su novedoso sistema mecánico y de gestión, en los vehículos con techo corredizo y levadizo que abre hacia fuera, se despliega a dos posiciones diferentes, dependiendo de si el techo corredizo está abierto o cerrado, para adaptar óptimamente la aerodinámica del vehículo.

Los grupos ópticos traseros con una forma completamente nueva y en tecnología LED se integran perfectamente en la zaga y refuerzan la orientación transversal de la trasera del 911. Las salidas de escape también tienen un diseño nuevo. El sistema de escape de doble caudal del 911 Carrera se reconoce por las salidas de escape sencillas. El sistema de escape de cuatro caudales del 911 Carrera S en cambio tiene dos tubos finales dobles redondos en cada lado. Los nuevos coupés llevan como denominación de modelo el nombre de la marca PORSCHE y debajo el anagrama 911 Carrera o 911 Carrera S en cromo brillante.

Si te ha gustado este post, únete a nuestro Club y no te pierdas las próximas entregas de nuestra newsletter!