Jaguar E-Type: El Coche Más Bello Jamás Construido

por | Abr 27, 2016 | Oldtimer Magazine | 0 Comentarios

Yo crecí soñando con coches. Me gustaba todo aquello que se basase en la mecánica, pero muy especialmente los coches. Como cualquiera que tenga una afición tiende a clasificar y de forma inconsciente genera unas preferencias dentro de su afición, aquellas piezas con las que más identificado te sientes, que más deseo te generan, que más fielmente se adaptan a tu carácter o que más satisfactoriamente rellenan las carencias que tienes y que muchas veces no has llegado ni a identificar. Yo tengo, por supuesto, aquello que se suele llamar “garaje soñado” y estaría encantado de poder poseer una hectárea entera con aquellos coches que han conseguido alguna vez espolear mis más recónditas pulsiones o ponerme los pelos de punta, que son muchos…. Pero si tuviera que quedarme con uno no tendría el más mínimo género de duda. ¿Sabéis cuál es para mí “the most beautIful car ever made”?; el Jaguar E-Type.

15 de Marzo de 1961: salón del automóvil de Ginebra. Fueron el día y el lugar en el que el E-Type se presentó a los ojos del mundo y fue aquel día cuando un ya asentado productor italiano de bólidos de competición y automóviles deportivos pronunció las palabras que titulan este post: “The Most Beautiful Car Ever Made”. No fue otro que el Commendatore, ni más ni menos que Enzo Ferrari.

Diseñado por el ingeniero aeronáutico Sir Malcolm Sayer, cuya cabeza y cuyo lápiz parieron los C-Type, D-Type, E-Type y el prototipo único de competición XJ-13 (Destruido en el MIRA en 1971 y reconstruido años después). Consigue perfilar una línea tan sugerente, sexy, arrogante, voluptuosa, felina, potente e insinuante que fue aclamado de forma unánime desde ambos lados del atlántico de una manera tan vehemente que supuso un auténtico “viral” en tiempos en los que aun la fotografía era en blanco y negro. No obstante no había nada detrás de sus diseños que no fuera producto de un meticuloso proceso racional y científico. Era un artista matemático, perfeccionista y tímido, una conjunción de dos extremos (arte y ciencia) que pudieran parecer contrapuestos pero que se encuentran íntimamente ligados y que cuando se tocan son capaces de producir explosiones de emoción fríamente calculadas para estimular independiente cada una de las fibras de nuestra alma. Conjunción de una forma que enamora a primera vista con una función que hace fluir cada soplo del aire que corta por el punto exacto de la escultural carrocería por la que tiene que pasar, formando una ligerísima turbulencia completamente enamorada, tras haber recorrido sensualmente tan bella superficie…. Una turbulencia que se queda mirando la maravillosa zaga que acaba de acariciar para morir en un silencioso suspiro que se confunde y se acalla por la música celestial que generan las entrañas del Jaguar.

Seguramente el background tan atípico que atesoraba Sayer fue lo que impulsó a sus neuronas a imaginar una genialidad semejante. Ser hijo de un profesor de arte y matemáticas, su trabajo como ingeniero aeronáutico en De Havilland y en la Bristol Aeroplane Company durante la segunda guerra mundial, su afición a la música (tocaba el piano, la guitarra y otros instrumentos), su experiencia como profesor en la Universidad de Baghdad y la paternidad de 3 hijos son algunos de los pilares sobre los que se asentaba su experiencia vital que colimaron el haz de luz de su genética privilegiada para proyectarlo más allá del horizonte e imaginar el coche más bonito que jamás se ha construido. El Jaguar E-Type. The most beautiful car ever made.

Mago de la aerodinámica, escultor del metal, el hombre detrás de las curvas, pionero de la aerodinámica en los coches… murió muy joven, un mes antes de cumplir 54, víctima de un corazón roto y quizá no recibió en vida todo el reconocimiento que se merecía. Como otros genios.

Gracias por tu legado, descansa en paz, Malcolm Sayer.

PD: Algún día os contaré algunos secretos más sobre el E-Type, algunos que solo alguien como yo os puede contar, alguien que además de admirarlo lo tiene en su garaje.

Si te ha gustado este post, únete a nuestro Club y no te pierdas las próximas entregas de nuestra newsletter!